13/07/2020 Cristian Martínez

Perspectiva

Las cosas pueden parecer de una forma de acuerdo a cómo las veamos

¿Han sentido que en ocasiones vuelven a caer en el mismo estado o lugar donde varias veces antes intentaron salir o escapar?

Cuántas veces ha ocurrido esto, me imagino que incontables. Por lo menos es una de las conversaciones que más se repiten en nuestras sesiones. «Siento que mi vida es un circulo vicioso» en ocaciones estoy arriba y en otras estoy abajo.

«Siento que mi vida es un círculo vicioso»

Pues pareciera que es así, que realmente estamos dando círculos en la vida y que para tratar de ser felices hay que tratar de mantenernos arriba el mayor tiempo posible, pero se imaginan intentar detener un tren de pasajeros a punto de caer en picada en una montaña rusa, parece una tarea casi imposible e inevitable.

Una perspectiva diferente

Normalmente creemos que nuestra vida da vueltas y que nuevamente estamos en el lugar de dónde nos hemos escapado. Creemos en los ciclos viciosos y en los ciclos virtuosos.

  • CICLOS VICIOSOS: son todos aquellos que nos causan daño, ya sea emocional, físico, sicológico. En ocaciones tiene que ver con una conducta, con una (o más de una) persona, nuestros pensamientos, etc. Y hemos de creer que volvemos a caer por culpa de la misma piedra.
  • CICLOS VIRTUOSOS: Estos son a los cuales tratamos de aferrarnos y sentimos la necesidad de mantenernos en ellos. Pasamos de una alegría a una alegría mayor. Nuestras relaciones son sanas. Nuestro desempeño en nuestro trabajo es el mejor.

Por lo que tratamos de aferrarnos a ciertos ciclos y de los otros tratamos de alejarnos, nos sentimos afortunados de vivir en un ciclo virtuoso, sin embargo la desdicha está presente cuando el cliclo es vicioso. Cuán difícil y desgastante es escoger uno y despreciar el otro.

Pero, ¿si lo vemos desde otro punto de vista?

Imaginemos que utilizamos algún servicio de mapa online para ver algún edificio de vivienda y solo al verlo desde la superficie intentamos adivinar cuántos pisos tiene y cuántas familias viven en ese lugar. Creo que lo más probable es que cambiásemos la perspectiva y giraríamos el modo de ver este edificio para lograr nuestro cometido. Es de la misma forma que vemos un espiral desde la superficie, sí lo vemos desde ahí solo veremos un círculo. Y de ahí lo único que nos queda por hacer es identificar si es un circulo virtuoso o vicioso. Pero sería imposible evitar la piedra que sabemos dónde está o la actitud positiva que sabemos que vendrá para salir de un punto en la circunferencia.

Sin embargo tenemos la capacidad de ver las cosas de otra manera. Mira este espiral, ya no caes en el mismo lugar sino que estás en un lugar distinto a otra altura. Por lo que todo cambia, tienes más experiencia y tienes muchas herramientas.

La atura lo cambia todo

Entonces, ¿qué podemos hacer para aprovechar esta nueva perspectiva?

    • Entiende que has cambiado, mírate, contémplate; ya no eres el/la mismo(a). Sé compasivo contigo mismo. Pues has cambiado pero aún puedes estar cayendo en los mismos errores y esto sucederá hasta que entiendas.
    • Identifica tus herramientas, tus virtudes y características que has adquirido en tu experiencia de vida, éstas te ayudarán en los momentos que creas que has llegado al mismo punto de siempre. Aclaro que acá hay creencias en las cuales basamos nuestro comportamiento, fortalezcamos nuestras creencias, dudemos de nuestras propias dudas y seamos más de lo que somos hoy.
    • Escribe, deja alguna guía para tu yo futuro que le de ánimo y le ayude a identificar que ya ha cambiado. Ya que creerá que está viviendo la misma escena ¿qué consejo le darías?, ¿qué debería hacer distinto?, ¿cómo podría soportar ese momento, con esperanza?.

No estamos condenados a seguir cayendo en las mismas trampas, ni en los mismos loops; podemos cambiar, podemos romper cadenas que generación tras generación se han repetido, nos somos víctimas de los ciclos. Somos los que tenemos el poder de realizar cambios, de ser los primeros, pero para ello debemos vencer en primer lugar nuestra forma de ver las cosas.

Cambia tu perspectiva y cambiará tu forma de ver la vida.

  • Comparte: